Asesoría gratis: ¡Contáctanos al +502 4568-0417 para coordinarla!

¿Cómo mantener tu negocio en tiempos de coronavirus?

  • 13-mar-2020
  • rodrigoflores
coronavirus

No es secreto. El mundo empieza a arder en pánico: no hay deportes, las clases se cancelan, los supermercados están vacíos y muchas empresas están al borde del colapso.

El coronavirus con gran probabilidad obligará a que gran porcentaje del mundo pase en cuarentena por al menos 30 días. Y es posible que las actividades normales no puedan reiniciarse sino hasta 2-3 meses después del pico de la pandemia.

Nadie parece tener una respuesta. La confusión agobia al mundo occidental mientras una calma tensa llena de ansiedad a Guatemala. No pretendo darte tips de salud o supervivencia, para ello, sigue las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), o autoridades médicas. Pero algo parece ser claro también: no podemos darnos el lujo de quebrar, dejar de trabajar o dejar de llevar comida a la mesa.

Como ávido lector que soy, voy a tratar de transmitirte todo lo que he investigado sobre tema para que no tengas que invertir 8 horas como lo hice yo. ¿Qué podemos hacer para seguir adelante? Estos son mis comentarios:

1) “Don’t be greedy”: Lo sé, esta frase es con frecuencia usada de forma despectiva por quienes se oponen al capitalismo y al libre mercado. En este caso, le doy un significado estratégico. En tiempos de crisis, la mejor estrategia es poner a las personas primero y luego todo lo demás. Si bien la crisis puede exacerbarse NO dejes de pagarle a tus empleados. (Más adelante agregaré un par de tips para que esto sea posible). Ellos son tu mayor activo y si bien ahora el caos parece imperar, todo regresará a la normalidad, ten por seguro que tendrás muchos enemigos si priorizaste el dinero a su bienestar.

Renegocia tus contratos desde ya: Así como tú, muchas empresas pasan por algo similar. Es posible que tu empresa sea proveedor y/o cliente de otras empresas. Lo mejor que puedes hacer en tiempo de crisis, es aportar valor y ser humano.

¿Qué hacer como cliente? Gran parte de tu estructura de costos con gran probabilidad sea fija debido a un contrato: renta, sueldos y contratos de suministros. Llévalos a la mesa de negociación y acuerda diferentes términos durante la crisis. Esto suena utópico, pero la alternativa es que no puedas pagar tus costos y quiebres. Esta estrategia de negociación funciona por que tu proveedor va a preferir obtener algo a que dejes de operar y no le pagues nada, recuerda que no es que existan más clientes dispuestos a llenar el vacío que dejarías.

Esto aplica para todo, incluyendo los sueldos que pagas. Tus colaboradores no son irracionales y saben bien que si tu empresa no está generando ingresos suficientes, ellos tampoco están a salvo. Por lo tanto, en vez de mandarlos a casa sin pago, renegocia los contratos y verás que muchos van a estar contentos y van a preferir esa alternativa.

¿Qué hacer como proveedor? Todos somos clientes y proveedores de alguien. Por lo tanto, tú también deberás re-negociar como cliente. Y con esa experiencia empática aborda el tema cuando alguien quiera renegociar el contrato que tiene contigo.

Enfrentas una decisión muy sencilla: quieres perder un cliente para toda la vida o quieres ganar una relación duradera. Digamos que le arriendas un local a un pequeño negocio. Si te rehúsas a bajarle su mensualidad mientras la crisis se resuelve, vas a lograr tres cosas: 1) harás quebrar a una empresa y dejarás sin sustento a varias familias. 2) Vas a ganarte un enemigo que hará lo posible por hundirte con él. 3) Tarde o temprano te pasará con la mayoría de tus clientes y te quebrarás tú también. Puedes asegurar un fan de tu empresa e incluso negociar que lo que sea que rebajes, sea compensado a largo plazo, cuando todo se normalice.

2) Si de tu negocio dependen cosas esenciales, opera hasta que sea imposible:

Gracias a la crisis ciertas empresas van a convertirse en esenciales. Fábricas de insumos médicos, fábricas de alimentos, productores de productos de higiene, empresas de importación de alimentos, farmacias, empresas de limpieza, de delivery, de streaming, herramientas de trabajo a distancia, etc. Y muchas, por su naturaleza, no podrán trabajar a distancia y seguir produciendo.

Si perteneces a alguna de estas industrias, es vital para el país que encuentres la manera más higiénica y segura para seguir operando. En Aiuda! , hemos decidido que sin importar lo que pase, seguiremos atendiendo a nuestros clientes. ¿Vamos a poder cumplir con todo lo que nos pidan? Quizá no, pero no vamos a abandonar a quienes nos hacen existir.

Para lograrlo deberás hacer cambios a tu operación, deberás modificar tus normas de higiene, incluso, es posible que debas motivar y presionar a tus colaboradores para evitar que se expongan al virus. Si tú crees en la causa, ellos lo harán también. Recompensa a quienes lo hagan.

3) Trabajo a distancia: Esta parece una obviedad, así que mejor te diré que tipo de herramientas puedes usar para trabajar a distancia todo lo que sea posible.

Slack: Slack es una herramienta de comunicación para equipos donde puedes monitorear todo lo que está pasando en tiempo real.

DeskTime: Si tienes miedo de que al trabajar a distancia nadie haga nada es porque contrataste mal. Pero ya es tarde. Puedes usar herramientas para controlar cómo tus colaboradores usan sus pantallas en horas hábiles, para controlar la eficiencia y las distracciones.

Google Meet y WebinarJam: Existen herramientas diseñadas para que varias personas puedan platicar en simultáneo en vez de reunirse. Y otras como WebinarJam, donde puedes exponerle en vivo y sin interrupción a grupos grandes de personas, ideal si necesitas hablarte a todo tu equipo o para re-programar las capacitaciones que eran presenciales.

Google Drive: Olvídate del papel. Escribe todo en digital en herramientas como Google Drive.

4) Servicio al cliente de clase mundial:Este punto es un gran predictor para el éxito o el fracaso de una empresa en tiempos de crisis. Sin clientes no existes. Y es precisamente en momentos como estos, en los que alguien se convierte en un detractor perpetuo de tu marca o un defensor.

Todas las decisiones que tomes, hazlas a favor de quien te paga. De lo contrario, tu arrogancia corporativa hará que tus clientes te lancen al fondo. Siempre recuerda que la crisis no es eterna y la memoria de ese “no podemos”, “vamos a subir el precio”, “vamos a cobrarle aunque no le demos el servicio”, “no puede cancelar” sí que será eterna y va a costarte muchísimo y con mucha razón.

Conservar un cliente es más barato que captar uno nuevo, especialmente en circunstancias así. Dedica tu presupuesto de mercadeo a servir a tus clientes y mantener la operación.

Nosotros en Aiuda! Tu Asistente Personal, estamos convencidos de esto. Si bien es cierto que nuestros costos de operación se van a ir por las nubes, no vamos a subirle el precio a nadie.¿Vamos a ganar dinero? Quizá no, pero vamos a estar para nuestros clientes cuando en verdad nos necesitan.

Escríbeme a mi correo rodrigoflores@aiuda.com para dejar tu opinión o para platicar.